México

La Fundación Kellogg ha participado activamente en proyectos de desarrollo infantil y comunitario en Latinoamérica y el Caribe desde 1940. En el año 2010, adoptamos una estrategia para ayudar a desarrollar comunidades autosuficientes, capaces de ofrecer a los niños, niñas y a las familias mayores oportunidades de éxito. Se designaron dos microrregiones de México como áreas de enfoque: los altos de Chiapas y la península de Yucatán.

Por qué es importante este trabajo

Los altos de Chiapas y la península de Yucatán son áreas con considerable pobreza, que presentan retos para los niños y niñas que aquí residen, así como para sus familias, en cuanto a educación, salud y seguridad económica. Sin embargo, tanto la población como las áreas geográficas de estas microrregiones tienen alto potencial de desarrollo.

La mayor parte de la población que vive en estas regiones son de origen indígena: principalmente Tzeltal y Tzotzil en Chiapas, y Maya en la península de Yucatán.

Cada microrregión posee una sólida estructura social, líderes locales comprometidos y multitud de oportunidades para la participación comunitaria y cívica. Ambas cuentan con una gran riqueza natural y cultural. Tienen potencial para conectar con economías más dinámicas, y ambas son de interés prioritario para entidades gubernamentales, el sector privado y otros proveedores de financiamiento.

Lo que apoyamos

Apoyamos procesos en el que los ciudadanos, incluidas las mujeres, los jóvenes, las niñas y niños, puedan definir una visión y un plan de acción básico para sus comunidades. Apoyamos proyectos concebidos y desarrollados por organizaciones de la sociedad civil, escuelas, cooperativas y otros financiadores cuyo trabajo esté en sintonía con nuestras prioridades.

Por ejemplo, apoyamos los esfuerzos para aumentar el acceso de las familias al agua potable, a mejores instalaciones de saneamiento, y la implementación de estrategias sostenibles para el manejo del agua.

Trabajamos para mejorar la salud infantil y materna aumentando el número de proveedores locales (por ejemplo, parteras y médicos tradicionales) y los programas activos de control y prevención de enfermedades. Además, apoyamos los esfuerzos para mejorar la diversidad de los cultivos y la alimentación de los niños, niñas y sus familias.

Nuestro enfoque educativo se centra en las niñas y niños desde el nivel preescolar hasta el noveno grado, con especial énfasis en mejorar la capacitación de profesores y en las escuelas que promuevan un enfoque intercultural. También apoyamos la educación continua tras la secundaria y preparatoria.

Gran parte de nuestra labor de seguridad económica familiar tiene como objetivo ayudar a las familias a desarrollar alternativas de generación de ingresos, en parte mediante empresas locales, y mediante la promoción del liderazgo y la capacidad emprendedora de las mujeres.

Dentro de cada microrregión, WKKF trabaja en los siguientes municipios:
Altos de Chiapas
Península de Yucatán
Aldama
Calakmul
Chalchihuitán
Hopelchén
Chenalhó
Cantamayec
Mitontic
Chacsinkín
Pantelhó
Chankom
Santiago el Pinar
Chikindzonot
San Juan Cancuc
Maní
Sitalá
Mayapán
Tenejapa
Oxkutzcab
 
Tahdziú
 
Teabo
 
Tekom
 
Tixcacalpupul
 
Tixméhuac
 
Yaxcabá
 
José María Morelos
 

Meet the People

Los niños y niñas son primero

View Translated Content
1 /
images
Español An Kreyòl
Previous Next

“Empleen el dinero del modo en que crean conveniente, siempre y cuando promueva la salud, la felicidad y el bienestar de los niños.” - Will Keith Kellogg

“Sèvi ak lajan an jan w vle depi se sante timoun, byennèt timoun ak kè kontan pou timoun w ap ankouraje.” - W.K. Kelòg