Haití

La fundación empezó a invertir en Haití en los años 50 del siglo pasado, primero por medio de becas de estudios y de investigación, y después a través de un programa de donativos a gran escala que duró hasta 2006. Tras el terremoto de 2010, se abrió una nueva ventana de oportunidad en Haití para continuar nuestro trabajo en el país a través de donativos y relaciones con actores actores comunitarios.

Por qué es importante este trabajo

Las oportunidades que contemplamos para beneficiar a los niños y niñas de Haití están basadas en una solidaridad fortalecida entre los residentes haitianos y los miembros de la diáspora haitiana, en el renovado interés internacional y de financiadores, y en una reflexión estratégica a largo plazo.

Con base en estos fundamentos, la Fundación W. K. Kellogg (WKKF) decidió renovar su compromiso en Haití, enfocándose en dos microrregiones. Tanto el Área Central como el Corredor Sudoeste son áreas rurales o semiurbanas con poblaciones que rondan 200,000 habitantes. Ambas regiones cuentan con elevados niveles de pobreza y otros serios problemas que obstaculizan el éxito de los niños y niñas. Sin embargo, ambas zonas cuentan con una gran riqueza de recursos naturales, culturales y sociales. Además, son zonas prioritarias para entidades públicas, el sector privado y otros proveedores de financiamiento.

Además, Haití ofrece la oportunidad para implementar algunas lecciones aprendidas en experiencias anteriores en trabajo internacional de WKKF. En particular, nuestra estrategia en Haití es integral y abarca cada una de las áreas interrelacionadas – Educación, Salud, Familias económicamente seguras, Participación comunitaria y cívica y Equidad racial – que influyen en el éxito de los niños y niñas. Asume asimismo un compromiso a largo plazo y está fundamentada en el reconocimiento de que para el éxito de los niños y niñas de Haití y sus familias será necesario el esfuerzo de múltiples colaboradores que trabajen en diferentes sectores.

Lo que apoyamos

Apoyamos a mujeres y hombres haitianos a definir una visión para sus comunidades y a desarrollar un plan de acción para alcanzar sus metas. Apoyamos la visión de otros financiadores a través de inversiones en conjunto en proyectos diseñados y llevados a cabo por organizaciones de la sociedad civil, escuelas, cooperativas y compañías que estén en sintonía con nuestros objetivos estratégicos.

Buscamos mejorar la atención médica para madres e infantes aumentando el número de partos en hospitales y el número de profesionales de la salud capacitados. También buscamos mejorar la nutrición de niñas y niños desde su nacimiento hasta los 5 años de edad mediante la lactancia materna y el acceso a alimentos de calidad.

Trabajamos para aumentar los niveles de atendencia escolar y competencia en lectura, escritura y matemáticas, especialmente del primer al sexto grado, mediante el aumento del número de profesores certificados, personal administrativo e inversiones para garantizar que las instalaciones escolares sean adecuadas. Apoyamos una mayor concientización de la equidad racial, en parte por medio de la educación escolar sobre la historia colonial y la esclavitud en Haití.

También trabajamos para aumentar el acceso a viviendas adecuadas y el número de familias dedicadas a actividades que generen ingresos, como la producción agrícola, el acceso a los servicios financieros y la disponibilidad de préstamos para emprendedores.

WKKF invierte en proyectos que se desarrollan en las siguientes comunas ubicadas en dos microrregiones:
Corredor Sudoeste:
Área Central:
Okay
Mibalè
Aken
Akayè
Ilavach
Lachapèl
Kavayon
Sodo
Manich
Boucan Kare
Senlwidisid

Meet Our Team

Los niños y niñas son primero

View Translated Content
1 /
images
Español An Kreyòl
Previous Next

“Empleen el dinero del modo en que crean conveniente, siempre y cuando promueva la salud, la felicidad y el bienestar de los niños.” - Will Keith Kellogg

“Sèvi ak lajan an jan w vle depi se sante timoun, byennèt timoun ak kè kontan pou timoun w ap ankouraje.” - W.K. Kelòg